Cinco hechos que se me han quedado grabados en la memoria del encuentro de militantes de Paris

  1. La acogida de los/as militantes franceses.
  2. El ambiente de fiesta, celebración y denuncia de la manifestación
  3. Coincidir en tantas cosas, sentimientos y ganas con otros/as jóvenes de lugares tan diferentes.
  4. Darme cuenta de que las experiencias de acción en otros lugares son muy parecidas y que en el fondo todos/as estamos haciendo un montón de pequeñas cosas (que son grandes) en nuestros entornos.
  5. Poder disfrutar y compartir un montón de momentos con jóvenes de otros lugares. Me ha encantado.

El encuentro me ha servido, sobre todo, para ver que hay un montón de personas en otros lugares que siguen y apoyan este proyecto obrero: que el movimiento obrero sigue estando vivo, también el mensaje de Jesús. Los medios, las maneras de ir haciendo acción en los entornos van adaptándose a las realidades que vamos viviendo. No nos quedamos parados/as y queremos cambiar las cosas. Sabemos que seguimos siendo protagonistas. El encuentro me ha reforzado es te sentimiento. También me ha hecho sentirme más viva y renovada.

LAURA (EUSKADI)